2 minutes reading time (431 words)

EL PFI ECO FERTINAGRO INCREMENTA UN 27,6 % LA HUELLA ISOTÓPICA SOBRE EL TESTIGO FERTIRRIGADO CON LÍQUIDOS ECO.

 La huella isotópica se puede utilizar para asegurar el carácter ecológico de las cosechas, es decir, para poder diferenciar las cosechas ecológicas de aquellas que no lo son. Las técnicas utilizadas para determinar esta huella isotópica en las distintas hortalizas nos permitirán trazar la fertilización nitrogenada que ha recibido un cultivo (orgánica o convencional), pudiendo realizarse posteriores conclusiones sobre el modo de cultivo de las cosechas (ecológicas o convencionales).

​Todo parte de que la firma isotópica de una cosecha dependerá siempre de las firmas que tengan las diferentes fuentes de nitrógeno que se suministren al cultivo, que serán en la mayor parte de las situaciones el fertilizante y el suelo, pero especialmente el primero. Cosechas a las que se le ha añadido nitrógeno mediante fertilizantes inorgánicos presentarán firmas isotópicas bajas, ya que estos fertilizantes son de rápida asimilación, mientras que cosechas fertilizadas con insumos orgánicos tendrán firmas isotópicas más elevadas.

De esta forma, la huella o firma isotópica puede ser utilizada como un aval de garantía de que la cosecha es ecológica, es decir, un aval de autentificación de productos ecológicos a través de análisis de la relación isotópica de N. Como sabemos, está prohibido el uso de plaguicidas o fertilizantes químicos de síntesis, pero mientras que el control sobre los productos fitosanitarios es muy riguroso, a través de los análisis de residuos, el control sobre posibles aplicaciones de fertilizantes sintéticos es mucho más difícil, por lo que una técnica que pueda dar información sobre el tipo de fertilizante utilizado es el análisis del nitrógeno en la cosecha o en el suelo. El nitrógeno procedente de fuentes orgánicas tiene otro peso molecular que el nitrógeno de fuentes sintéticas, tratándose de dos 'isotopos' del mismo nitrógeno.

Así, en el ensayo demostrativo planteado por el departamento de I+D de Fertinagro Biotech, en el que se ha planteado una estrategia nutricional para pimiento ecológico en invernadero basada en una regeneración edáfica (con Organia Revitasoil Plus), seguida de una nutrición integral de la rizosfera (con Biofuerza 5-5-10) y una potenciación metabólica del cultivo (con Efisoil Superbia) Vs otra estrategia nutricional basada en el aporte del NPK requerido por el cultivo mediante fertilizantes líquidos certificados en ECO, se ha incrementado un 27,6 % la huella isotópica de la cosecha respecto al testigo (8,55 frente a 6,7 respectivamente), por lo que el PFI ECO Fertinagro se muestra como una excelente herramienta, ya no solo de rentabilidad (tabla 1), sino también de sostenibilidad y garantía de seguridad en cuanto al origen ECO de la cosecha se refiere.


IMÁGENES DEL RESULTADO EN PIMIENTO 

FERTINAGRO SE ADHIERE A LA IBMA PARA AVANZAR EN SU...
FORO FOOD AND FUTURE 2019 “ECONOMÍA CIRCULAR: GENE...